ANTES DE HACERNOS UNA RESONANCIA.

resonancia

Empezamos esta nueva entrada hablando sobre una creencia que debemos de desmitificar, se trata del sobre-diagnostico que le damos a los dolores o patologías que nos llegan de los pacientes. En relación a lo que comentábamos antes, hoy hablaremos sobre un estudio que nos ha gustado mucho referente al diagnostico por imagen, concretamente en las rodillas.

En este articulo recopiló 63 estudios que evaluaron la prevalencia de signos de artrosis de rodilla en resonancias de rodillas indoloras y sin lesión (en total 5397 rodillas) además, se separaron entre personas mayores de 40 años y menores de 40 años.

los resultados fueron los siguiente:

Una de cada 5 personas menores de 40 años presentaron desgarros meniscales, degeneración del cartílago, edemas oseos etc, los mayores de 40 se observo que casi 1 de 2 personas presentan problemas anteriormente citados.

A la vista de los resultados donde en el articulo casi 5400 rodillas asintomáticas se observan cambios estructurales nos tenemos que preguntar si de verdad cuando se diagnostica a una persona con dolor en la rodilla ese es el verdadero dolor.

 

Por eso en Balance buscamos siempre una correcta valoración, por supuesto el diagnostico por imagen nos será de gran ayuda, pero también valoraremos en función de una buena anamnesis y unos buenos test que valoren la funcionalidad.

En Balance tenemos clara una frase LA ESTRUCTURA NO GOBIERNA LA FUNCION, es decir, no siempre porque tenga un menisco roto (estructura) no vamos a poder realizar un buen movimiento que genera dolor (función) hay casos y casos y este articulo nos parece muy bueno para desmitificar el poder del sobre-diagnostico que muchas veces es malo para el paciente que es el mas perjudicado.

 

Fuente:

  • https://bjsm.bmj.com/content/bjsports/53/20/1268.full.pdf