En el siguiente artículo, vamos a hablar de los cambios estructurales del aparato locomotor que experimenta la mujer en el embarazo y la importancia de un buen control motor y postural durante y después del mismo, incluso con carácter preventivo antes de que empiece a ganar peso con el crecimiento del bebé; para así, minimizar los riesgos de dolencias y lesiones durante la gestación.

Los cambios que advierte la mujer en esta etapa, abarcan multitud de sistemas. A continuación citaremos algunos de los más relevantes.

  • Respiratorios y cardiovasculares: la demanda de oxígeno periférico es mayor, ya que a la exigencia basal se le une la demanda del feto, lo que supondrá adaptaciones cardiovasculares para abastecerlo, y con ello aumento del gasto cardíaco, hasta un 40% en las 20-30semanas de gestación.
  • Gastrointestinales: en las primeras semanas, los síntomas habituales en la mujer son modificaciones en el apetito, náuseas, vómitos matutinos… relacionado todo ello a la secreción hormonal de estrógenos y hCG (Gonadotropina Coriónica Humana)
  • Dermatológicos: aparecen estrías en el tercer trimestre asociadas a factores mecánicos de estiramiento, y al aumento de corticoides que modifica el tejido elástico. También hay una mayor pigmentación de zonas como  la línea alba, o de la cara, esta última conocida como cloasma, que desaparece postparto. Son frecuentes también arañas vasculares, asociadas fundamentalmente al aumento de estrógenos.
  • Psicológicos: variando mucho de una mujer a otra, influyendo en gran medida factores psicosociales como su personalidad previa al embarazo, sí es o no su primer hijo, etc., pueden aparecer inseguridad, ansiedad, cambios en el deseo sexual…
  • Adaptaciones estructurales: durante el embarazo existen adaptaciones anatómicas y biomecánicas. Que desarrollaremos más extensamente a continuación.

En la siguiente foto, podréis apreciar de manera muy gráfica qué adaptaciones sigue nuestro cuerpo durante el embarazo.

embarazo-control

Este cambio en la postura, radica fundamentalmente en el aumento de la lordosis lumbar y la cifosis torácica, que vienen favorecidas,  además, por multitud de factores: el aumento de relaxina, el aumento del tamaño del útero, el aumento de las mamas, los patrones anormales de activación muscular durante el embarazo… Y éstos, traen consigo una serie de consecuencias: el aumento del tamaño mamario supone un redondeamiento de los hombros, con ello un aumento de la cifosis dorsal que llevará a un aumento de ambas lordosis, cervical (que supondrá una anteproyección de la cabeza) y lumbar. Esta última, además, se ve ayudada por la debilidad y distensión que sufre nuestra musculatura abdominal.

El aumento de peso, de media 12,5 kg, es debido en un 40% al peso del bebé, la placenta y el líquido amniótico y un 60% al aumento de peso de la madre.  Éste, nos lleva a un cambio en nuestro centro de masa (centro de gravedad), que provocará otras adaptaciones como una horizontalización del sacro, acompañada de una anteversión o rotación anterior de la pelvis. Esto favorecerá nuestra hiperlordosis ya nombrada, que junto a la inestabilidad articular, de especial importancia en las articulaciones sacroilíacas, que produce el aumento de relaxina, hará un flaco favor a nuestra biomecánica.

Sin embargo, no son por sí mismos estos cambios de curvaturas fisiológicas, de biomecánica del movimiento, o el cambio hormonal  los que producen o aumentan el riesgo de padecer el tan temido dolor lumbopélvico durante el embarazo, hay de hecho controversia científica respecto a este tema, si no que serán las adaptaciones que de manera automática provocamos en nuestra postura para intentar mantenernos erguidas, soportar el peso extra, mantener el equilibrio, etc., las que lo produzcan. Amén de otros factores biopsicosociales íntimamente ligados al embarazo y al dolor.

Aquí reside la importancia de un buen control motor de la mujer durante esta etapa. Un aprendizaje motor adecuado resultará fundamental para el normal desarrollo de la estática y la dinámica a medida que avancen los meses de gestación.

Para que quede aún más claro, explicaremos que control del motor se refiere a la integración de los circuitos neuronales y los músculos. También se refiere al estudio de posturas y movimientos y las funciones de la mente y el cuerpo que rigen la postura y el movimiento. El aprendizaje motor se ocupa de la coordinación de las articulaciones y como una cuestión de detalle, los músculos que se mueven y mantienen activos durante el movimiento.

Dicho esto, las medidas terapéuticas y de prevención que proponemos para el trabajo con la mujer embarazada, consistirán en ejercicios de técnicas posturales y control de movimiento fundamentalmente, además de estiramientos, analíticos y globales y de flexibilización articular, así como ejercicios de tonificación de los músculos abdominales profundos (transverso abdominal) de los posteriores del tronco y del suelo pélvico.

espalda-embarzoEl objetivo de todo ello, es favorecer la estabilidad y el equilibrio de la región lumbopelvica y garantizar la correcta trasmisión de presiones en el interior del compartimento abdominal, el movimiento libre de la pelvis y la estabilidad del raquis.

No quisiera acabar este artículo sin añadir que los efectos del embarazo y el parto son diferentes en cada mujer. A pesar de lo automatizados que están los servicios de maternidad de los hospitales, ningún parto es igual y ninguna mujer tiene los mismos síntomas, los factores físicos y los aspectos psicológicos cambian, por lo que cada parto es único.

Por lo tanto, la preparación ha de ser también individual, adaptada a las expectativas, miedos, objetivos y / o personalidad de cada mujer. Desde la Unidad de Suelo Pélvico de Balance Sport Clinic, insistimos en la individualización de cada tratamiento y debemos concienciar que la terapia manual, el control motor y la higiene postural tienen preferencia durante todo el embarazo y siempre se recomienda la evaluación de la mujer que sufre problemas por el especialista en esta área.

“El parto puede ser vivido como una experiencia extraordinaria física y emocional o puede resultar dramática si la mujer se encierra en sí misma, no supera sus miedos, no controla su estrés y se deja llevar por el descontrol.”

Dra. Carolina Walker

BIBLIOGRAFÍA.

  • Svensson HO, Andersson GB, Hagstad A, Jansson PO. The Relationship of Low-Back Pain to Pregnancy and Gynecologic Factors. Spine (Phila Pa 1976). 1990;15(5):371- 5.
  • Low back pain during pregnancy in Iranian women: Prevalence and risk factors. Ansari NN, Hasson S, Naghdi S, Keyhani S, Jalaie S. Physiother Theory Pract. 2010 Jan;26(1):40-8. doi: 10.3109/09593980802664968.
  • Reduction of sick leave for lumbar back and posterior pelvic pain in pregnancy. Norén L et al. Spine (Phila Pa 1976). (1997)
  • Reduction of back and posterior pelvic pain in pregnancy. Ostgaard HC et al. Spine (Phila Pa 1976). (1994)
  • Walker C. Fisioterapia en Obstetricia y Uroginecología. 2ª Edición. (2013).
  • Assis LC, Bernardes JM, Barbosa AM, Santini AC, Vianna LS, Dias A. Effectiveness of an illustrated home exercise guide on promoting urinary continence during pregnancy: a pragmatic randomized clinical trial].
  • Wang C, Zhu W, Wei Y, Feng H, Su R, Yang H. BMC Pregnancy Childbirth. 2015 Oct 12;15(1):255. doi: 10.1186/s12884-015-0682-1.Exercise intervention during pregnancy can be used to manage weight gain and improve pregnancy outcomes in women with gestational diabetes mellitus.
  • Sung PS, Leininger PM. Clin Biomech (Bristol, Avon). 2015 Aug;30(7):696-702. doi: 10.1016/j.clinbiomech.2015.05.003. Epub 2015 May 14. A kinematic and kinetic analysis of spinal region in subjects with and without recurrent low back pain during one leg standing.
  • Kuo YL, Huang KY, Chiang PT, Lee PY, Tsai YJ. PLoS One. 2015 May 29;10(5):e0128318. doi: 10.1371/journal.pone.0128318. eCollection 2015. Steadiness of Spinal Regions during Single-Leg Standing in Older Adults with and without Chronic Low Back Pain.
  • Fiabilidad de un sistema de clasificación clínica de lumbalgia mecánica inespecífica para el tratamiento de la estabilidad lumbopélvica mediante el control motor ARTICLE in REVISTA BRASILEIRA DE FISIOTERAPIA · AUGUST 2009
  • Clapp JF 3rd et al. Am J Obstet Gynecol. (1988). Maternal physiologic adaptations to early human pregnancy.
  • Morton MJ, Paul MS, Campos GR, Hart MV, Metcalfe J. Am J Obstet Gynecol. 1985 May 1;152(1):91-7. Exercise dynamics in late gestation: effects of physical training.
  • González-Merlo J, del Sol JR. Obstetricia. 2ª ed. 9. Barcelona: Salvat Editores; 1985. P 129-44

 

Escrito por Paula Arenas, fisioterapeuta de Balance Sport Clinic.