Cuando hablamos de embarazo, es sabido ya por todos los cambios existentes en la anatomía y fisiología del Suelo Pélvico de la mujer. Además de estos cambios fisiológicos, en estos procesos pueden ocurrir traumatismos observables y objetivables en estas estructuras y además otros ocultos que pueden afectar a elementos, nerviosos, ligamentosos y/o de estructuras musculares. Antes de comenzar a hablar de cómo podemos prevenir dichas lesiones, es importante destacar ciertos conceptos de la morfología pélvica y de la biomecánica del parto.

Read More