Mito 1 – Las mujeres sólo necesitan hacer cardio y si deciden levantar pesos, deben ser muy ligeros para evitar muscularse.

En primer lugar, si sólo se hace cardio, los músculos y la grasa se quemarán como combustible. Hay que hacer pesas con el fin de que el músculo se mantenga y así evitar cualquier pérdida de tejido muscular. Las mujeres que sólo se concentran en cardio muy difícilmente tendrán el look que quieren conseguir. En cuanto al levantamiento de pesos muy ligeros para evitar volverse voluminosa y musculosa, es totalmente falso. El simple hecho de que la mujer de forma natural no puede producir mucha testosterona (una de las principales hormonas responsables del aumento muscular) como los hombres, hace imposible que una mujer consiga un aumento muscular tan fácilmente. De hecho el aumento de masa muscular, lejos de hacernos parecer masculinas, produce el efecto de “tonificación” que muchas desean.

Aun así, no hay manera más segura y eficaz de conseguir unos objetivos y alejarnos de resultados no deseados que confiar en un entrenador personal, que nos hará una planificación personalizada en base exclusivamente a nosotros.

Mito 2 – Siempre y cuando hagas ejercicio puedes comer cualquier cosa que desees:

¡A todos nos gustaría que esto fuera cierto! Sin embargo, esto no podría estar más lejos de la verdad. Nuestro metabolismo individual determina la cantidad de calorías que quemamos en reposo y mientras hacemos ejercicio. Si comemos más calorías de las que quemamos, nuestros cuerpos acumulan estas calorías adicionales en forma de grasa, independientemente de la cantidad de ejercicio que hagamos.

Por ello es fundamental estar en manos de un especialista de la nutrición, que nos vea regularmente, nos dé pautas individualizadas y mida nuestro avance en el entrenamiento a la hora de perder grasas y ganas masa muscular. En Balance Sport Clinic, nuestros clientes tienen incluidos en todos los programas de entrenamiento el servicio de nutrición. Un complemento más para el perfecto control de tu salud.

Mito 3 – Correr daña las articulaciones

corresEl running por sí mismo, no tiene porqué ser dañino para tus rodillas. Sin embargo, cometer errores en la técnica de carrera y/o en la forma de entrenar, llevar un calzado inadecuado… puede aumentar el riesgo de lesionar tus rodillas y otras tantas partes de tu cuerpo.

La clave para una buena práctica es, como en todo, aprender a hacerlo bien. Dejándote aconsejar por profesionales que estudiarán tu pisada y tu técnica de correr, conseguirás no solo evitar lesiones, si no optimizar tus resultados. Desde Balance Sport Clinic, no solo hacemos este trabajo, sino que además ponemos a disposición de los clientes valoraciones con los médicos ante cualquier molestia o irregularidad que se observe.

Mito 4 – Hacer abdominales ayuda a reducir la barriga.

Esto no funciona. Ejercitar únicamente un grupo determinado de músculos no hará que disminuya la grasa acumulada en esa área. La grasa se pierde progresivamente de todo el cuerpo. Hacer abdominales no disminuirá específicamente el volumen de tu barriga, simplemente fortalecerás los músculos que tienes bajo la grasa (los cuales obviamente no se verán). En estos casos, como en tantos otros, la experiencia de los profesionales (entrenador y nutricionista) es fundamental.

Mito 5 – Tomar batidos de proteínas es perjudicial

proteinasUna creencia muy extendida es que tomar batidos de proteínas es algo totalmente artificial que se puede comparar con la ingesta de anabolizantes. Nada más lejos de la realidad, y es que las proteínas que ingerimos son solo eso, algo que el organismo asimila y que servirá para nutrir a los músculos cuando no es suficiente con la alimentación que estamos llevando a cabo. Muchas personas no las toman por miedo a hacerse daño. Realmente si se toma la cantidad adecuada no será un peligro para el organismo, ya que aportarán alimento a las fibras musculares. El problema es el exceso, ya que si con la dieta llegamos a las cantidades, los batidos serán algo adicional que no es necesario y entonces será cuando estamos haciendo trabajar en exceso a nuestro organismo. Si tienes dudas sobre si tomarlas o no, visita directamente al nutricionista y él te dará todas las respuestas.

Recuerda que BSC cuenta con servicio de nutrición también de manera externa, por tanto, no tienes que ser socio del centro para concertar una cita.

Mito 6 – El ejercicio durante el embarazo puede aumentar el riesgo de aborto.

deporte embarazoLa idea de que hay que evitar la actividad física durante el embarazo para asegurar la salud y la seguridad de un bebé son cosa del pasado. Las investigaciones han demostrado que mantenerse físicamente en forma y activa durante todo el embarazo tiene beneficios para la madre y para el bebé. A menos que un embarazo se determine como de alto riesgo, la mayoría de los médicos animan a las futuras mamás a mantenerse activas participando en el ejercicio regular.

El ejercicio puede ayudar a aliviar los dolores y molestias que ocurren durante el embarazo. También puede aumentar la fuerza y la resistencia y proporcionan energía extra que puede acortar el trabajo y ayudar en el proceso de parto. Las mujeres que mantienen un programa de ejercicios durante el embarazo también son más propensas a perder el peso que han aumentado por el embarazo de forma más fácil y más rápido después del parto. Las investigaciones también han demostrado que el ejercicio maternal podría beneficiar el corazón del bebé no nacido mediante la reducción de la frecuencia cardiaca del feto.

Si estas embarazada, anímate a ponerte en forma. Contamos con personal especializado en programas de embarazo y post-parto.