EJERCICIO FÍSICO Y DIABETES GESTACIONAL

Cada año, un número significativo de mujeres embarazadas en todo el mundo desarrollan Diabetes Mellitus Gestacional (DMG), definida como la resistencia a la insulina o concentración alta de glucosa en sangre (hiperglucemia) medido en ayunas a primera hora de la mañana en el inicio o primer reconocimiento durante el embarazo.

Durante el embarazo, la insulina se vuelve menos efectiva en la transferencia de glucosa del torrente sanguíneo a los tejidos de la madre para garantizar un adecuado suministro de nutrientes al bebé. Esta resistencia a la insulina aumenta a medida que avanza el embarazo y la DMG ocurre cuando la madre no libera suficiente insulina para que ésta pueda cumplir con su función.

La diabetes gestacional suele ocurrir en la mayoría de los casos a mitad del ciclo, entre el segundo y el tercer trimestre de embarazo.

Las mujeres con DMG están en riesgo de futura diabetes tipo II y sus bebés están en riesgo de padecer enfermedades asociadas a la DMG (obesidad, diabetes etc.).

Las causas por las que puede originarse la diabetes gestacional pueden ser:

-Edad en la que queda embarazada

-Tener un antecedente familiar con diabetes

– Llevar una mala alimentación

– Déficit o ausencia de ejercicio físico

Los factores de riesgo modificables para DMG incluyen tener sobrepeso u obesidad, inactividad física o estilo de vida sedentario.

En cuanto a la nutrición, los alimentos que aumentan el riesgo de padecer DMG son: Hidratos de carbono simples, bajos en fibra y con alta carga glucémica.

Por otro lado, un factor hormonal que influye también el riesgo, es el síndrome de ovario poliquístico (SOP).

Los síntomas más frecuentes que aparecen en este tipo de diabetes suelen ser:

  • Visión borrosa
  • Aumento de sed
  • Incremento de la micción
  • Fatiga

Para comprobar la posible afección, todas las mujeres embarazadas deben recibir una analítica de sangre para comprobar la tolerancia a la glucosa entre la semana 24 y 28 de gestación. Las mujeres que tengan mayor factor de riesgo, deben hacerse esta prueba antes.

La prescripción del tratamiento en este caso es mantener los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) dentro de los límites normales durante el embarazo y asegurarse de que el feto esté sano.

¿Cómo?

En muchos casos, sólo con una alimentación saludable, mantenerse activo mediante el ejercicio físico y controlar su peso, es todo lo que se necesita para tratar la diabetes gestacional.

Se debe aprender a leer las etiquetas de los alimentos y revisarlas al tomar decisiones sobre estos.

En general, la dieta debe ser:

  • Moderada en grasa y proteína.
  • Suministrar carbohidratos a través de alimentos que incluyan frutas, verduras y carbohidratos complejos.
  • Incluir poca cantidad de alimentos que contengan mucho azúcar, tales como bebidas gaseosas, jugos de fruta, panes dulces y bollería.

Por otro lado, el ejercicio recomendado en este caso es entrenamiento de fuerza combinado con ejercicio cardiovascular. La frecuencia de entrenamiento aconsejable es de entre 3-5 días/semana con un volumen de entrenamiento de 30-45’/día y un periodo de descanso entre 24 y 48 H entre entrenamientos.

El trabajo anterior se puede complementar con ejercicio en piscina o con actividades grupales adaptadas para embarazadas.

Desde Balance Sport Clinic (BSC), abogamos por un trabajo interdisciplinar (ginecólogo, matrona, fisioterapeuta y entrenador) con una metodología de entrenamiento adaptada y supervisada por un profesional de la actividad física.

REFERENCIAS

Han, S., Middleton, P., & Crowther, C. A. (2012). Exercise for pregnant women for preventing gestational diabetes mellitus. Cochrane Database of Systematic Reviews, (7)

American Diabetes Association. Standards of medical care in diabetes — 2017: 13. Management of diabetes in pregnancy. Diabetes Care. 2017;40 (Suppl 1):S114-S119.

Landon MB, Catalano PM, Gabbe SG. Diabetes mellitus complicating pregnancy. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, et al, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 40.

Metzger BE. Diabetes mellitus and pregnancy. In: Jameson JL, De Groot LJ, de Kretser DM, et al, eds. Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 45.

Moyer VA; US Preventive Services Task Force. Screening for gestational diabetes mellitus: US Preventive Services Task Force recommendation statement. Ann Intern Med. 2014;160(6):414-420.

Escrito por:

Belén Jiménez.